miércoles, 4 de febrero de 2009

TURISMO RURAL EN IBIAS

Hoy, como tengo el día vago, me he limitado a copiar y pegar esta reflexión sobre el TURISMO RURAL que muchos ya conoceréis porque circula desde hace años por la red. Valga como reflexión humorística y base de partida para oir vuestra opinión al respecto.



El TURISMO RURAL se trata de un deporte nacional que antes se llamaba 'ir al pueblo'. La diferencia es que si vas a tu pueblo es gratis y si haces Turismo Rural vas a un pueblo que no es tuyo y pagando una pasta. Para hacer turismo rural no vale cualquier pueblo. Tiene que ser un pueblo 'con encanto'.-¿Y qué es un pueblo 'con encanto'? Pues un pueblo que sale en una Guía de pueblos 'con encanto'. Si es que se cae por su propio peso. A estos pueblos se suele llegar a través de una carretera comarcal 'con encanto', que es una carretera con tantos baches y tantas curvas que cuando llegas al pueblo estás 'encantado' de bajarte. Y cuando entras al bar intentas integrarte con los vecinos.- ¡¡¡Buenos días, paisanos!!! ¿Qué es lo típico de aquí?Y el del bar piensa: 'Pues aquí lo típico es que vengan los gilipollas de la ciudad los fines de semana a dejarse quinientos euros'.



Lo siguiente es alojarse en una casa rural o 'casa con encanto', que es una casa adornada con muchas vasijas y ristras de ajos en el techo, que no tiene ni tele, ni radio, ni microondas. Eso sí, tiene unos mosquitos trompeteros que por la noche hacen más ruido que una Derbi Coyote. Luego te das cuenta de que los del pueblo viven en unas casas que no tienen ningún encanto, pero tienen jacuzzi, parabólica, Internet y portero automático...Tu casa no tiene portero automático, pero tiene una llave que pesa medio kilo.


Otra ventaja que tiene hacer turismo rural es que puedes elegir entre una casa vacía o vivir con los dueños. Estupendo. Te vas de vacaciones y además de la tuya tienes que aguantar una familia postiza. Que por la noche tú quieres ver la película, ellos los documentales, y te planteas:'¿Quién manda más, yo que he pagado 600 euros o este señor que vive aquí?'.Pues gana él, que tiene garrote.


Y encima te dicen que tienes la 'posibilidad de integrarte en las labores del campo'. Que quiere decir que te despiertan a las cinco de la mañana para ordeñar a una vaca. ¿No te jode? Es como cuando vas a una gasolinera y te tienes que poner tú la gasolina, o como cuando vas a un McDonalds y tienes que recoger tú la bandeja. O sea, lo normal...Así que te levantas a las cinco para ordeñar a las vacas.Que digo yo: ¿por qué hay que ordeñar a las vacas tan temprano? Si la leche está ahí. ¿No se pueden ordeñar después del aperitivo? Yo creo que esto es fastidiar por fastidiar, porque a la vaca le tiene que sentar como una patada en las ubres que la despierten a las cinco de la mañana para que le toque las tetas un extraño. Que la vaca te mira como diciendo: 'Tío, si quieres leche vete a la nevera coge un tetra brick'. Es que son ganas de molestar.



Pero el 'encanto' definitivo son las 'actividades al aire libre'.Como cuando te ponen a hacer senderismo, que es lo que habitualmente se llama andar, y consiste, pues eso, en poner un pie delante de otro hasta que no puedas más, mientras los del pueblo te adelantan en un 'todoterreno' con aire acondicionado...Pero tú encantado. Vas por el campo como abducido. Te vuelves bucólico y todo te parece impresionante: ves una 'caca' de vaca y sueltas:'Ummmmmh, qué olor a pueblo.' ¿A pueblo? A pueblo no, huele a mierda. Eso sí, a mierda 'con encanto'.
Y todo, sea lo que sea, te sabe a gloria: en el mesón te ponen dos huevos fritos con chorizo y tú en tu ciudad no te comes estos huevos, ni estos chorizos. Y le dices al camarero:- 'Oiga ¿a qué este chorizo es de matanza?'- 'Pues casi, porque a punto estuvo de matarse en la curva el del camión de Campofrío'.


De repente oyes unas campanadas y dices:-'¡Ah!. ¡Qué paz!. No hay nada como el sonido de una campana.'Y el del bar te dice: '¡Pero si está grabado! ¿No ves el altavoz del campanario?'En ese momento te preguntas si los sonidos de las gallinas y de los grillos no vendrán en un CD: Rural Mix2005', 'Los 101 Mayores Éxitos campestres.'De lo único que estás seguro es de que los mosquitos trompeteros son de verdad. Que pareces un Ferrero Roché con varicela.
Yo creo que, de lunes a viernes, la gente de estos pueblos vive como todo el mundo, pero el fin de semana distribuyen por la carretera a unos tíos disfrazados de pastores y cuando ven que se acerca un coche, avisan a los del pueblo con el móvil:- '¡Eh, que vienen los del turismo rural'! Y cambian el cartel de'Videoclub' por el de 'Tasca', sueltan unos perros cojos por las calles y sientan a la entrada del pueblo a dos abuelos haciendo alpargatas, que luego te compras unas y te salen más caras que unas Nike.


En fin, yo creo que un montaje tan grande como éste no puede ser obra de personas aisladas. Estoy seguro de que están implicadas las autoridades. Me imagino al alcalde: - 'Queridos paisanos: este verano, para incrementar el turismo, vamos a importar más mosquitos del Amazonas, que el año pasado tuvieron mucho éxito. Y quiero ver a todo el mundo con boina, nada de gorritas de Marlboro. ¡Y haced el favor de pintaros el entrecejo, que no parecéis de pueblo! Y las abuelas Nada de top less en el río, que espantáisa los mosquitos.Ah, y por cierto: Este año no hace falta que nadie haga de tonto del pueblo..¡Con los que vienen de fuera, ya vale!

14 comentarios:

el chapras dijo...

ja ja ja muy, muy buena la definicion del turismo rural,auque le podriamos añadir que los niños preguntan por el centro comercial nada mas bajarse del coche.Ademas del farde que nos gastamos cuando volvemos a la ciudad del chorizo y el jamon de pueblo, comprado en el alimerca que nos comimos, vamos de pueblo, pueblo.
En cuanto al cordero de la marquesa yo conozco a alguien que todavia no los tiene como especie protegida y los vende a buen precio,es una sugerencia para la señora MARQUESA.
Me disculpo por que el mensaje anterior salio dos veces, aunque no se la causa.
Un saludo y todavia me sigo riendo del turismo rural Maria.jajajaja

me confudi de página,perdón por segunda vez:)

la marquesa dijo...

No dudéis que cuando María organice el "Primer encuentro de seguidores de Ibias, el lejano Oeste", no faltará cordero del Marquesado.
¡Será por corderos!
Además, nada de venderlos.
Lo mejor es regalarlo para que la plebe lo disfrute.

Asociación por la defensa del cordero del Marquesado dijo...

Nosotros, los corderos no estamos de acuerdo y no acudiremos a la cita...
Beeeeeeee

Tormaleo dijo...

Jajaja.... muy bueno el reportaje Maria.

Marquesa que generosa estas.... mira que los seguidores de Maria somos muchos.... vas a tener que tener que regalar muchos corderos para la comilona.

Un saludo.

el bandido de tormaleo dijo...

El artículo que relata María está sacado de un monólogo llamado "El Fraude del Turismo Rural". Y así es: que fraude es la mayoría de las veces. Para quien no es un fraude es para los autómatas que viven todo el año en una ciudad y no conocen más allá del asfalto.

Para los que tenemos la suerte de no vivir enclaustrados en una gran urbe podemos decir lo del título del monólogo: Qué fraude!!

El Trasgo del Cadavín dijo...

A mi, que soy de pueblo y a casi todos los seguidores de este blog, nos hace mucha gracia este relato de turismo rural.
Nos gusta mirar con cierto aire de burla a los listillos que vienen de la ciudad y presumen de ello.
Pero, por otra parte, admiro a los decididos que vienen al pueblo y se enfrentan a todo lo desconocido. Los que repiten, muchas veces, terminan siendo gente encantadora y de agradable trato.
No puedo dejar de pensar en lo que hemos pasado los que hemos hecho el viaje al revés....
Querida María del Roxo, yo he sido cazador en mis tiempos jóvenes y, cada vez que entro en tu blog, estoy esperando el clásico cambio de dirección de la liebre. Hoy nos enseñas unas tenazas, mañana una talla de Cecos, pasado turismo rural. Me tienes desquiciado...
Cuando mi mente recupera, lentamente, un archivo, enseguida tengo que cerrarlo y sacar otro. Mis 85 años no dan para más....
Un cordial saludo.

MARIA I. dijo...

yo que soy de pueblo, y vivo en la ciudad por que por alguna razon me quede atrapada aqui......... disfruto de lo rural sea turismo o lo que sea.....yo lo llamo cargar pilas....... Genial tu blog maria saludos

El Bao dijo...

Cuando se vive en el medio rural y las condiciones no son muy favorables, se trata de agudizar el ingenio, la picaresca, se trata de sobrevivir lo mejor posible utilizando los recursos que tenemos a nuestro alcance. En el caso del turismo rural, es igual, si los turistas pagan y quieren olores rurales y mosquitos y senderismo, ¿porque no se lo vamos a dar?. Si son tan listos, tal vez lo compensen con poder contar luego su aventurilla a sus colegas de la gran ciudad.
¿Os acordaís de alguna película de las de Paco Martinez Soria, que llega a Madrid con la gallina del pueblo para sus hijas?.
Me pregunto quien está más acertado, si la figura del hombre rural en la gran ciudad o la del urbanita en el medio rural.

la marquesa dijo...

Tormaleo: no te preocupes que cabezas de ganada hay para dar y tomar. (Ya sabes, hay marquesados y marquesados)

Al Trasgo de Cadavín, agradecerle su dedicación a este blog. No es fácil que gente de su edad esté tan conectada a las nuevas tecnologías.
Seguiremos disfrutando de tus aportaciones.

María del Roxo dijo...

Marquesa, es todo un honor que te hayas sumado a la lista de seguidores. Sin duda, tu incorporación subirá la alcurnia de este humilde blog.

Al resto, cómo se ve que somos todos de pueblo, ¿eh?

Como "experta" (ejem) en turismo, valoro el esfuerzo de los pocos empresarios que en Ibias se atreven con el turismo rural. Espero que todos les ayudemos a que sus negocios prosperen porque significará que Ibias también camina en la buena dirección.

Como persona-humana medio-urbanita, seguiré "yendo al pueblo" que es lo que he hecho toda mi vida...

el chapras dijo...

Yo creo que a dia de hoy es tan facíl encontrar un Paco Martinez Soria de ciudad en el campo como el caso contrario, ya que la gente de pueblo ahora viaja mucho a la ciudad y la de ciudad al pueblo no tanto.
Lo de ir al pueblo Maria me parece muy bien, que no se pierdan las buenas costumbres, ya que hay algunos de pueblo que dicen que van al chalet de la sierra por que les da vergueza decir que van al pueblo de toda la vida.
Yo de pueblo,pueblo y orgulloso de serlo,mi hija tiene una camiseta que pone: SOY MAS DE PUEBLO QUE LAS GALLINAS.jajaja

el bandido de tormaleo dijo...

Simplemente hay que ser y estar orgulloso de dónde eres y de quién eres.
Lo demás... pobres infelices.

Anónimo dijo...

Yo voy acontar una anécdota apropósito de la picaresca.
Sobre el año 1970,teniendo yo siete años,apareció por mi pueblo una caravana.Era la primera que veia, mi abuelo que era muy curioso se acercó a verla y estuvo charlando con el matrimonio,el era madrileño y ella extremeña.Les estuvo enseñando el pueblo,cuando llegaron al corral de mi casa,la mujer preguntó sino tenían cosas antiguas y mi abuelo que era muy pillo les contestó:"por supuesto,hasta tenemos laguna arma de los arabes".Seguidamente les trajo la supuesta arma.Tanto les gusto que llegaron aun acuerdo por un valor de 2 mil pesetas de entonces.
La supuesta arma era un podón viejo de los que se usa para rozar los artos.Conozida tambien en Ibias como fouce.
Quedando los dos muy contentos,el turista por que penso que habia hecho el negocio de su vida y mi abuelo por que le pago por el podón viejo 10 veces lo que le costaba uno nuevo.
Eso para que nos llamen pueblerinos.

Le prof dijo...

Ya habeis dicho casi todo... gran esfuerzo de algunos que buscan con ese nicho de mercado en el negocio del turismo quedarse en su tierra, potenciarla, o simplemente vivir de eso. !Hay tantos motivos! Oído he incluso que algunos proyectos son formas de aprovechar las subvenciones, con un horizonte de los cinco años exigidos..., sea. Hecho en falta quizás la idea muy desarrollada en otros países, de las habitaciones para huéspedes. Además, el paisaje como recurso, se ve a veces de una forma simple solo como naturaleza, pero es algo más: si desaparecen las actividades agricolas y ganaderas, si desaparece la gente, desaparecerá ese paisaje tradicional y se convertirá en otra cosa. Es cierto que los valores de la "naturaleza" de nuestro entorno son suficientes para atraer a "turistas" pero sin la gente, el "lejano oeste" habrá dado un paso más para acercarse al concepto de "Parque Temático" (no está mal, pero no es lo mismo). Ellos son los repertorios vivos de nuestras esencias. Sin ellos, no estaríamos esperando otra anécdota, otra historia, otros cuento, otro canto,otro relato de sus vidas,o... el mismo, recordado con algún matiz nuevo o reinventado, son los que quedan en la memoria del viajero, vivencias únicas que distinguen ese periplo de otros con miles de instantáneas similares.