martes, 17 de marzo de 2009

ALACENAS

Lo peor de las casas modernas es que las paredes no tienen un metro de espesor y en ellas no se pueden incrustar las alacenas, tan típicas por otra parte en las casas antiguas.


Esta que véis es la alacena de la solana, una de mis favoritas. Antes había dos en esta estancia, pero una de ellas tuvo que ser sacrificada en beneficio de una puerta para comunicar la solana con el corredor. De todas formas no se murió. Emigró a la cocina antigua donde comparte espacio con otra alacena y una fresquera.


En casa tenemos varias alacenas y librerías empotradas. Os iré enseñando el resto poco a poco. Pero esta es una de las más usadas, dada su ubicación y contenidos. ¿No son ideales estos chupitos con la marca naranja? Ya sólo se encuentran en los rastros y mercadillos... Estos, en concreto, me duplican la edad.

El juego de café también tiene las mismas rayas naranjas, aunque no es antiguo...



Y la vajilla, cómo no, de San Claudio...

7 comentarios:

La Marquesa dijo...

Calculemos... si los chupitos que nos enseña le duplican la edad y teniendo en cuenta que yo les echo 120 años, digamos que María anda por los 60 pero bien llevados.
La lacena que nos enseñas en una maravilla pero creo que te toca retocarla otra vez por dentro y dejarla tan vistosa como el armario de la habitación.
Nada, que te tienes que poner a trabajar.

El Bandido de Tormaleo dijo...

Los años que tengan los chupitos no sé, pero que esos chupitos llenos de licor café ganan, seguro.

la reina dijo...

A mi lo que más me gusta es ese vichy con la tripa de pollo......, ja, ja

el chapras dijo...

Las alacenas eran armarios poco vistosos,no daba lugar a que los carpinteros pudieran usar mucha imaginacion para decoralos .Solo tenían encanto cuando se abrian, por que en ellos se guardaban las mejores alajas que se tenìan y las usaban para ocasinones muy especiales.Como veo tu eres una privilegiada,eran muy pocas las casas que contaban con una vajilla como esa .La nuestra solo albergaba unos platos blancos de hierro todos escascarillaos y alguna copa de cristal.
Maria como esas cosas solo se usaban para ocasiones especiles ...
¿que mejor ocasión que invitar a unos chupitos a los seguidores de tu blog?.

Un saludo

María del Roxo dijo...

Su Majestad!!! Cuánto se os ha echado de menos. La nobleza está alterada. A los Marqueses se les estaban subiendo los humos. Bienvenida de nuevo a este humilde blog de su más ferviente subdita.

Bandido, Chapras: Los chupitos os esperan!!! Con licor de café o con orujo sin anestesia. Lo que hubiere más a mano.

Anónimo dijo...

Yo creo que no deberías enseñar todo lo que tienes en tu casa.
Es muy tentador para los "bandidos" y similares...

el maletero dijo...

Me muero de envidia. Ya veo que vivir en un pueblo tiene sus compensaciones.
Para reina: el "vichy" quedá entrañable pero el "festón" creo que no está hecho con "tripa de pollo".