jueves, 19 de marzo de 2009

IVIAS TORMALEO


El núcleo primitivo del Palacio de Tormaleo, hoy en estado de ruina, corresponde a la Torre Norte y data de finales del S. XVI. El resto del Palacio se construyó a principios del XVIII.

De esta fecha sería el escudo de armas que se encuentra en la Torre Este, en el tercer piso del Palacio y que corresponde a los IVIAS TORMALEO. Se trata de escudo labrado en granito, sin timbre, pero de gran calidad en el que dos guerreros tocados con yelmo y plumas se enfrentan con sus respectivas espadas rodeados de otros soldados en un campo adornado con motivos vegetales.

El lema que figura en la bordura del escudo, empezando en el extremo inferior izquierdo en dirección de las agujas del reloj es:

"IV/IA/S TOR/MA/LEO/DEVS/ME A/IV/DE".


**La foto es gentileza de Bernar**

10 comentarios:

La Marquesa dijo...

Siempre me he sentido atraida por el Palacio de Tormaleo.
Son tantas las historias que "Tita" contaba del Palacio, de sus salones y estancias, que hace unos 20 años tuve la suerte de acudir con ella a una visita guiada por lo que quedaba del Palacio (que por aquel entonces era bastante más que ahora).
Era realmente impresionante!
Lo que es una pena es que los herederos lo fueron dejando caer. Vendieron los balcones y unos potes enormes que había para un hotel de Ponferrada. Todo lo que tenía de valor en su interior, lo fueron vendiendo.
Lo que existe curioso de leyenda del Palacio, es el tema de la "paloma". En la fachada principal aparece en una de las piedras una paloma. La paloma huída del Palacio. Una joven que decidió fugarse del Palacio abandonando su familia.
Más tarde, durante la guerra, a los prisioneros los colocaban a la entrada del palacio, enfrente de las puertas principales. Decían que el que llegaba a la puerta del Palacio, tocando la paloma, se libraba de ser ejecutado... (un poco duro, pero así me lo han contado).
También sé que el Palacio de Tormaleo tenía 4 torres en su origen pero, desde Madrid, les hicieron derribar una ya que ningún Palacio que no fuera real podía tener cuatro torres.
(Decir, que afortunadamente, el Marquesado conserva sus cuatro torres...)
En un tiempo se dijo, también, que el Principado quería meter en el Palacio una escuela taller para restaurarlo. Los herederos se opusieron y, como resultado, tienen ahora unas ruinas...

Valles de La Tercia y Arbas dijo...

Muy guapo el escudo, y muy bonitas las historias que nos cuenta la marquesa. Una pena que el sitio esté en las condiciones que describís.

El Bandido de Tormaleo dijo...

Sí, una pena. Es que no está en condiciones ni para meter la hierba que meten. Casi un peligro intentar andar por dentro.

Cuando caiga, entonces todos se acordarán del Palacio y de lo que se pudo haber hecho y no se hizo.

Bernar dijo...

Sinceramente es lamentable que un edificio como es ése esté en ese estado. Habría que coger a los dueños y como poco, obligarles a que lo arreglen o que lo cedan al ayuntamiento. Cualquier cosa menos lo actual.

Y gracias otra vez, querida María.
;-)

La Marquesa dijo...

Bandido:
Hierba, la metían, ahora ya no la menten.
Desde que se les ocurrió meter 1000 alpacas en el salón principal que aún quedaba en pié y se hundió todo, ya no metén nada.
Lo poco que se conservaba cayó.

María del Roxo dijo...

Bernar, gracias a ti por la foto y a la Marquesa por su información complementaria. Nunca había oído lo de la leyenda de la paloma. Sí algo de unas argollas, pero no recuerdo exactamente qué.

El caso del Palacio de Tormaleo, sin duda el mejor ejemplo del barroco rural en Ibias, es uno más de abandono, dejadez y falta de entendimiento entre particulares y Administración.

Mantener un edificio así cuesta muchísimo dinero y esfuerzo... pero tampoco se puede pedir ayuda pública cuando los propietarios han vendido hasta la última piedra vendible.

Bernar, en cuanto a tu sugerencia, si fuera mío, mejor caído que en manos del Ayuntamiento de Ibias. Vade retro!

El Trasgo del Cadavín dijo...

Yo estuve en el Palacio en tiempos de Manuel y cuando aún vivía el abuelo Baldomero. El deterioro era ya considerable porque sus propietarios, residentes en Lugo, no gastaban una peseta y los caseros bastante hacían con pagar la renta y mantener un montón de hijos.
Después la debacle.
Hoy la gran pena de ver el edificio caído, sin un mueble, sin las fuentes que lo circundaban, lleno de zarzas, con los grandes depósitos para el trigo y el centeno vacíos, los escudos rotos, los forjados vendidos, los corredores y salas hundidos.....
Se acabó.
Cuentan,que las argollas incrustadas en la pared y situadas a cada lado de la entrada principal, estaban vigiladas, permanentemente, por los guardias y, si algún preso o condenado lograba agarrarse a ellas burlando dicha vigilancia, quedaba libre.
Gracias Bernar por la foto del escudo.

Un abrazo a todos.

Tormaleo dijo...

Que pena de Palacio,Dios mio y que tengamos que verlo caer sin que se haga nada para que esto suceda.

Marquesa, mi padre cuenta la misma historia que tú, el palacio inicialmente tenía cuatro torres y desde Madrid se ordenó el derribo de una ya que ningun palacio que no fuera real podía tener semejante envergadura.

Tambien he oído lo de que en las inmediaciones del palacio se encuentra enterrado un tesoro. No se hasta que punto puede llegar a ser cierta esta historia.

Un saludo.

Palacio caigo = desgracia para todos.

MARIA I. dijo...

Yo guardo recuerdos del palacio como era, cuando yo era niña, también muchas historias que me contaron, respeto la decisión de los propietarios y hace pocos años habían arreglado una estancia, y hable sobre el tema del arreglo con el dueño, creo recordar que me comento que lo habían intentado y estoy segura que lo que mas lo sufren son ellos, en cuanto a vender las cosas hubo un tiempo que casi todos vendían en mi casa paso lo mismo, no se les puede culpar,
Yo de lo que mas me acuerdo del palacio es de un perro grande que tenían, cuando subíamos los domingo a misa los de fondo de villa, siempre había algún gracioso que achuchaba el perro y el perro como un fiera salía tras de nosotros, que miedo le tenia una vez hasta le tire con el bolso jalaj mira que llevar bolso y todo para ir a misa jajajajaja

el chapras dijo...

Este palacio cuando pasó al dueño de ahora necesitaba ya muchos millones de pesetas para su restauración,por eso deció mejor hacerse una casa nueva que le costaba mas barata.El no tuvo la culpa de no tener dinero para para poder mantenerlo en pie.¿en cuantas casas antiguas de la parroquia esta pasando lo mismo ?Se estan callendo por que es mas facil hacer una nueva que restaurar la vieja.
Con respecto a que vendieron las cosas que tenian,nosotros tambien vendimos muchas cosas a anticuarios que venian por aqui.Ahora nos arrepentimos pero entonces nos parecian trastos viejos que se estaban apolillando.
Yo se que restauraron una pequeña sala ,hicieron un comedor .Por cierto en esta obra yo tambien aporte mi trabajo para la reconstrucion.Les ha quedado muy bonito.
La parroquia de Tormaleo cuenta ademas de este palacio con otro lugar,que todavia es más antiguo, ( ese no tiene dueños).Que esta lleno de zarzas y no se sabe que existe y es el castro de Fondos de Villa.

Un saludo