jueves, 23 de abril de 2009

BABOSAS-BONSAI

Tras las abundantes lluvias de los últimos tiempos, el primer rayo de sol saca de sus escondrijos a cientos de babosas. Algunas, como la de la foto superior, resignadas a su insignificancia, intentan pasar inadvertidas...




Mientras que otras, como ésta, se disfrazan por un momento de la prima babosa de Zumosol para ahuyentar - ingenua ella - a posibles depredadores.



7 comentarios:

el chapras dijo...

Maria los llamo "LUMACOS" y para mi son un verdadero suplicio.No sabes las peleas que tengo yo con ellas cuando aparecen con las tormentas de verano en la huerta y me empiezan a comer poco a poco mi cosecha de lechugas.Digo lechugas por que es lo que mas le gusta ...por que tampoco se salban otras plantas.
No se si sabes que no les gusta nada el sal...es su mayor enemigo aparte de otros depredadores( yo incluido ).

Un saludo

Xastre dijo...

No es el aspecto del "l.lumiacu" (en asturiano occidental) o "llimiagu" (en el centro y oriente) muy atrayente a la vista. Pero su presencia es un buen indicador de un alto grado de humedad en el terreno y en el ambiente. Lástima que, como dice Chapras, se merienden sin contemplaciones las lechugas, berzas y todo tipo de vegetales huertanos, junto con sus parientes los caracoles. También para eliminar éstos es buen remedio la sal (y además son comestibles....).

El Bao dijo...

Depredadores de todos mis intentos para hacer germinar semillas, nada más que aparecen los primeros brotes, llegan los lamacos babosos y se los comen. Se pueden comer hasta la mitad de su peso en una noche que es cuando actúan, llegan a todas partes, no se libran mini invernaderos tapados con plásticos, con granitos verdes de veneno, con sal, con cerveza, cada día que voy a ver como van las plantas, me encuentro con la misma situación...

La Marquesa dijo...

Mi sorpresa con los "lumiacos" fue que, acostumbrada a verlos en el Lejano Oeste, negros como el carbón, al llegar al Marquesado, en Pravia, me encontré con que todos eran marrones.
Los Marqueses, como no tenemos huerto (para eso están los tributos que paga la plebe en productos de la huerta) tenemos un buen regimiento de lumiacos marrones recorriendo los jardines...
¡Y nada de andar echándoles "babosil" u otros productos! Que no me entere yo Chapras...

María del Roxo dijo...

Pero miradlo por el lado positivo: la babosa es manjar de jabalí, que a su vez es manjar humano. La solución pasaría por poner un jabalí en vuestro jardín y ya está: lumacos fuera!

Marquesa, el negro de nuestras babosas es mucho más sobrio y de mejor gusto que el marronucio de las del Marquesado. Ande vamos a parar?

Noe Degaña dijo...

Puedo decir que me gusta "todo bicho viviente" pero hay dos cosas que me mosquean muchíísimo:una, que mis gatos me pisen las hortensias y dos,que esos bichos pegajosos se coman las hortensias, las surfíneas, las margaritas...

Cuando sigo su rastro para intentar cogerlas me las imagino en sus oscuros escondrijos riéndose a carcajadas intentantando digerir el fucsia de mis surfíneas.¡Os encontraré!

MARIA I. dijo...

Aquí en este pueblo no hay” lumacos”. …. Pero caracoles muchos yo que soy nueva en esto de la horticultura no se que hacer con los bichejos estos,no me dejan las lechugas .No quiero echar insecticida y me da cosa espachurrarlos y cada día hay mas igual alguien sabe algún remedio que sea natural para deshacerse de ellos, cada uno que me encuentro lo tiro a la basura. Y siempre quedan, si sabéis algo ma lo decís quizá en el marquesado se utilicen técnicas buenas, quizás haya alguna formula para decirles que se vayan y ya……..