martes, 2 de febrero de 2010

Apoyando...que es gerundio


Empezamos una nueva semana, pero continuamos pensando en la descabellada y mezquina destitución de Pepe el Ferreiro al frente de su querido Museo Etnográfico de Grandas de Salime.

Y aunque el tema ya parece viejo (viendo que hasta Haití ha desaparecido ya de los titulares), creo que no debemos cerrar los ojos y pasar página ante esta demostración de desprecio y caciquismo frente a un hombre trabajador y honesto de la talla del Ferreiro.

* Para todos aquellos a los que nos interesa la etnografía, la cultura, la tradición popular;
* Para todos aquellos que hemos nacido, vivido o disfrutado del occidente asturiano;
* Para todos aquellos que no contamos con Pepes en nuestro pueblo que nos digan el nombre de un utensilio o para qué servía ese trasto que tenemos tirado en el desván;
* Para todos aquellos que confiamos en el sentido común, en el trabajo, en el tesón y en la justicia;
* Para todos aquellos que hablamos y decimos nuestra opinión, aunque nuestro entender no guste;
* Para todos nosotros, Pepe es más que un Maestro y un Modelo a seguir.

Por ello, en la columna izquierda de este blog hemos añadido un enlace a la página web de Apoyo a Pepe el Ferreiro. Son ya más de 5.000 los apoyos que ha recibido en Facebook, pero no todo el mundo tiene un perfil y posibilidad de acceder a esta red. La idea es respaldar todas aquellas iniciativas que organice su red de apoyo con la finalidad de conseguir que Pepe vuelva a su puesto con todos los honores que se merece. En este sentido, en ESTE ENLACE podéis descargar una hoja para la recogida de firmas solicitando la restitución de Pepe en su cargo como Director del Museo.

Desde El Lejano Oeste, olvidado y escaecido, esperamos que se oiga nuestra voz. Gracias.

15 comentarios:

Alto Sil dijo...

El cese de Pepe el Ferreiro al frente del Museo es algo más que una mera destitución; es la gota que colma el vaso. El vaso es nuestro, tuyo, mío, y de todos los que pagamos impuestos durante toda nuestra vida trabajando. El vaso se lo beben cuatro sinvergüenzas a los que hemos votado entre todos para que nos dirijan. A los pocos años sentados en la poltrona del poder que les hemos cedido, se ensoberbecen y se creen que la poltrona realmente es suya por méritos propios y que ha de seguir siendo suya para siempre. Ya no se acuerdan de que están sentados en ella porque nosotros queremos. Con la afición a la poltrona viene la prepotencia, el nepotismo, la malversación de fondos, las comisiones. Se forma todo un entramado de corrupción en que el político en el poder tiene un chaleco antibalas formado por jueces, banqueros, empresarios y amiguetes de toda índole. Y empieza la dictadura democrática, una dictadura de cuatro años, que puede parecer poco, pero para el que sufre el pisotón en la cara del cacique, es una eternidad.

A Pepe el Ferreiro le van a llegar ya tarde las próximas elecciones autonómicas de Asturias, porque para entonces ya estará en edad de jubilación. No se pueden esperar dos años para que se haga justicia. Vicente Álvarez Areces, el presidente de Asturias, que lleva ya diez años en el poder y está ya preso de esa enfermedad degenerativa e incurable que es el Mal de la Poltrona, como todos los afectados por esta enfermedad, se ha vuelto un chulo. Un chulo no soporta que le planten cara. A Pepe el Ferreiro le sobran cojones para enfrentarse a los chulos. Y el ego del monarca Areces ha explotado. Y ha dicho: "a éste me lo cargo, como que me llamo Tini Areces, el Fartón". Apoyado en Cajastur y en otros lacayos, en una reunión cuasi-secreta fulgurante para evitar reacciones que pudieran echarla por tierra, expulsa a Pepe el Ferreiro de un museo que sin él no es nada, que sin él nunca hubiera existido, y que ha revalorizado Grandas de Salime mucho más de lo que puede haberlo hecho cualquier otra persona.

La expulsión de Pepe el Ferreiro de su museo, que va acompañado de otras oscuras intenciones que van poco a poco saliendo a la luz, no es una chulería más de los políticos. Es un momento crucial en el que nos jugamos mucho. Si no conseguimos que Pepe el Ferreiro vuelva al museo de forma inmediata, hemos perdido la batalla definitiva ante la corrupción del poder. Perdida esta batalla están perdidas todas las que se plantéen a continuación. Porque si cuatro (porque son sólo cuatro) personajes vencen a miles de ciudadanos que les pagan el sueldo con el que viven como reyes, sin dar un palo al agua, es que la democracia ni es tal ni tiene cura posible.

Si perdemos esta batalla, ya ni merece la pena que nunca, ni por ningún motivo, nos echemos a la calle para protestar por nada. Será una pérdida de tiempo y de energía. Hay que poner a los políticos en su sitio, y recordarles que están donde están, viviendo a cuerpo de rey, porque nosotros se lo hemos concedido, no porque ellos se lo hayan ganado.

Y si siguen sin entenderlo, A LA PUTA CALLE.

Pero ya, no dentro de dos años.

La Marquesa dijo...

Dicho lo dicho por Alto Sil, no queda más que añadir.
Alto Sil, escribe poco, pero cuando escribe...

Nunca me ha gustado entrar en temas políticos, lo único que puedo hacer es comprar el museo, si lo veis oportuno, para devolvérselo a Pepe el Ferreiro.

(Aunque, ahora que lo pienso, si me lo compro igual no me interesa tener a Pepe y tendríamos que cambiarle de nombre: "Museo etnográfico del Marquesado de la Viña")

María del Roxo dijo...

Marquesa, el nombre del Museo es lo de menos...pero la presencia de Pepe es insustituible y resulta imprescindible a todos los efectos. Sé que, en su magnanimidad, tomará la decisión correcta! Ojalá el Rey Tini I el Prepotente hiciera lo mismo.

eminosuke dijo...

Vaya mi apoyo a Pepe el ferreiro y a los que como él sienten pasión por nuestros "cacharros" porque son parte de nosotros, de nuestra intrahistoria.

Político dijo...

¿Imprescindible? ¿Hay alguien?

Carlos de Sebastián dijo...

Más apoyo para Pepe el Ferreiro.
Tini será Presidente de Asturias sólo dos años más, el Politburó no lo propondrá para una nueva presidencia, pondrán a algún sieso de esos que les sobran.

El Trasgo del Cadavín dijo...

El día 25, en este bloq,ya he dicho lo que pensaba, pero quiero añadir, por lo leído en la prensa, algo que no esperaba y es la mala uva del nuevo director: destila consignas políticas por cada uno de sus poros. Nunca creí que un técnico, no tuviese una mínima palabra de respeto por quien lo ha hecho todo y le ha precedido. Quizá es el complejo de verse en un puesto al que nunca hubiese llegado con sus escasas armas.
Decía yo que deberíamos castigarles con el voto y hoy lo remacha Alto Sil. ¡Qué inocentes somos!...
El voto debe ser libre, tener una pizca de rebeldía, Unas gotas de mala leche, y de sublevación contra el que quiere pisarnos la cabeza, pero en esta Asturias nuestra hace tiempo que el voto está cautivo, plano, "apesebrado" y en exceso subvencionado. Con estas mimbres secas y apolilladas, los cestos que deberíamos hacer para el futuro, hace muchas lunas que se hicieron.
¡Animo, Pepe Ferreiro!

Alto Sil dijo...

Cosechas lo que siembras. Pepe el Ferreiro sembró altruismo y trabajo desinteresado durante 30 años, y aunque algunos buenos frutos fue cosechando por el camino, es ahora, con el apoyo de miles de personas repitiendo su nombre, cuando está recogiendo la cosecha que plantó.

Tini Areces sembró malas hierbas de crecimiento rápido hace sólo una semana, y ya se le están enroscando alrededor de los pies.

Repito las palabras de Paco Nadal sobre Pepe el Ferreiro en su blog de El País: "me pareció el tipo más íntegro y honesto que he visto en mi vida".

Elena dijo...

Hola a todos. Todo lo que diga es poco en cuanto a gratitud por el apoyo que recibe Pepe, y por extensión, toda la familia.
Tienes razón María, que esto no debe decaer, no se debe olvidar porque es lo que están esperando; pero una movilización social de este calibre ya dice mucho.Hoy es el ferreiro pero mañana puede ser cualquiera.
Desde la plataforma se están coordinando varias actuaciones que se irán colgando en la página.
Esperemos que todo esto se acabe con la única solución de devolver a Pepe lo nuestro, y sobre todo, reparar el daño moral que causa poner en duda su honestidad,buen hacer y gestión de tantos años a cargo del Museo.
Nos veremos en su "cainzo".
Un abrazo para todos.

Manolo dijo...

YO CREO QUE LO MAS POSITIVO SERIA HACER UNA COSA QUE ES INDUSTRIA ARGENTINA, COJER LAS PALANCANAS O LA SARTEN Y UN MARTILLO Y IR TODOS LOS QUE LO APOYAMOS E IR A OVIEDO AL AYUNTAMIENTO EMPEZAR TODOS A MARTILAR LA SARTEN HASTA QUE NOS ESCUCHEN Y VENGAN LAS CAMARAS DE LA TELE Y SE ENTERE EL SR ZAPATERO QUIZAS PODRIAMOS TENER EXITO YO SERIA EL PRIMERO LASTIMA QUE ESTOY A MILES DE KM

MARIA I. dijo...

Una se siente impotente con tantas injusticias, quiero manifestar todo mi apoyo a esta causa, Pepe el Ferreiro tiene que estar en su museo

Xastre dijo...

María, en el enlace que das no encontré nada relacionado con Pepe o la hoja de firmas, que sí está en esta página:
http://apoyoapepe.blogspot.com/
¡Haxa salú!

María del Roxo dijo...

Gracias Xastre. Ya la he cambiado.

Setaordas dijo...

Político, imprescindible no es nadie, pero insustituible, aunque quedan pocos, alguno todavía queda: Pepe el Ferreiro.
Manolo, al Ayuntamiento de Oviedo no hombre, Que Gabino no tien la culpa, al menos de esto, si acaso al de Grandas, que sí creo que tiene bastante que ver con todo este atropello.
Saludos.

María del Roxo dijo...

Ja, ja... Setaordas tiene razón: por una vez el Alcalde de Oviedo se libra de culpa. La cacerolada, mejor enfrente del Desgobierno regional!