miércoles, 15 de diciembre de 2010

SIGUIENDO RASTROS

No me canso de decir que uno de los principales valores de Ibias es su riqueza natural. Para los que disfrutamos del aire libre, de las caminatas y de los avistamientos de animales salvajes, IBIAS es un paraíso. Pero, todo hay que decirlo, los animales de cuatro patas suelen ser mucho más listos que los de dos, máxime si éstos últimos son de ciudad, así que no suelen dejarse ver fácilmente por pardillos como yo.

Aunque me considero una mera aficionada en este terreno, he tenido la suerte de contar siempre con guías autóctonos de gran nivel que me han ido descubriendo alguno de los secretos que sólo están a la vista para aquellos que además de mirar saben VER e IDENTIFICAR las huellas y rastros que los animales van dejando a su paso.

Hoy vengo dispuesta a ponerme mi disfraz de Coronela Tapioca de pacotilla y seguir con el tema escatológico de la semana, inaugurado por El Xastre.... ¿Habéis adivinado ya de qué se trata?





Arriba tenemos dos excrementos de lobo. Llaman la atención por su gran tamaño y por estar repletos de pelo de sus víctimas (sobre todo de jabalí) y restos de huesecillos e, incluso, de dientes. Los grupos familiares de lobos suelen marcar su territorio de esta forma, así que sus excrementos se encuentran muy a menudo en cordales, sendas y pasos, y resultan claramente visibles, siendo fácilmente reconocibles por su olor para otros grupos familiares. Son una especie de señal de "prohibido el paso que entras en mi terreno".


Mucho más amables e inocentes son sin embargo los corzos. Aquí tenemos una muestra de típicos excrementos de corzo, que siempre deposita en gran número. Son muy similares a los de la liebre, aunque ligeramente más cilíndricos y con un extremo puntiagudo.



Y, finalmente, el excremento que no pasa desapercibido por su tamaño y singularidad: el del OSO. El tracto intestinal del oso no asimila fácilmente los alimentos ingeridos por lo que en sus deposiciones suelen aparecer restos de comida casi intactos. Su color y composición varía mucho de una estación a otra. A pesar de su aspecto, y como dato curioso, parece ser que dada la alimentación mayormente vegetariana del oso, el olor dista de ser desagradable y se presenta cargado de matices afrutados...



... yo no me atrevería a asegurar lo de "matices afrutados", pero doy fe de que a pesar de lo mucho que me acerqué para tomar la foto con el macro digital de mi cámara, no percibí ningún olor desagradable...

Os aconsejo, para los que no dispongáis de guía local, el libro de Fernando Rodríguez y Magdalena Ibánez "Caminando. Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias". Tiene muchas fotos y está explicado en un lenguaje claro y cercano que todos (hasta los pardillos vestidos de Coronel Tapioca) podemos entender.

11 comentarios:

Alto Sil dijo...

Has hecho bien en publicarlo después de la hora de la comida

Carlos de Sebastián dijo...

Superándose en lo escatológico, hoy con notas de cata.

Milio'i Sebastián dijo...

Evacuaciones, deposiones, excreciones, deyecciones, ... bostas, cagajones, boñigas, cagarrutas, guanos, zurullos, coprolitos, plastas, heces, .... solo falta mencionar a los !coprófagos! (sí, esos animales come mierdas...) como dice A. menos mal que ha sido entre comidas... En serio: muy bien ilustrado y explicado este tema escatológico. Gracias

Carmen y Alfonso dijo...

Los excrementos de lobo y corzo sí nos son familiares por encontrarlos a menudo en las rutas montañeras que hacemos, pero los del oso, es la primera vez que los vemos. A partir de ahora, nos fijaremos bien a ver si damos con alguno.
Un saludo.

Xastre dijo...

Esto es lo que se llama seguir las huellas. Y parecía difícil superar las entradas de Jose de Mingo y la mía. Me inclino ante vos (pero no mucho, porque ¡hay que ver por dónde has pisado!).
Aunque yo pensaba que cuando algunos dicen que Internet está lleno de porquería no se refería a esto. ¡Mucha mierda, María!

María del Roxo dijo...

Pero bueno, Xastre, no te has dado cuenta de que todos hemos evitado LA PALABRA? Y que incluso Milio nos ha dado una lección de sinónimos sin mencionar LO INMENCIONABLE? Claro que los hidalgos siempre tenemos una imagen pública que cuidar...

El chapras dijo...

Lo siento mucho,pero yo como el Xastre,tampoco voy a ser fino,y es que llevamos toda la semana embueltos en mierda valga la redundancia.Esperemos que la proxima semana os de por los postres o algo parecido,es que acabo de cenar,¡joer!,y perdon por la expresion.

Xastre dijo...

María, esa vista...... Revisa el comentario del profe: "(sí, esos animales come mierdas....)". Pero es lo que tiene pertenecer a la plebe, que no sabemos expresarnos con delicadeza. Cualquiera diría que tienes parentesco con La Marquesa.....

luisa dijo...

Bonitos adornos navideños para el blog. Guerra al espumillón, y a las lucecitas horteras... apostemos por una decoración navideña biodegradable.

Al margen de esto, gracias por aconsejarnos ese libro, me has dado la idea para el regalo de Reyes de mi abuela.

Aprovecho para desearos a todos felices fiestas.

Jose de Mingo dijo...

Comparto comentario con el Xastre sobre nuestra última entrada, aunque ya sabéis que "cualquier parecido con la realidad......es pura coincidencia".
María, para realizar este reportaje ¿qué interpretaste, a Sherlock Holmes o al querido Watson?

Manuel López Castro dijo...

Muy bueno.Además del texto, geniales las fotos.