viernes, 29 de abril de 2011

REPLANTACIONES EN IBIAS

La pasada semana tuve ocasión de estirar un poco las piernas y subir hasta la Sierra del Pandelo para echar un vistazo a las replantaciones efectuadas durante el invierno en los montes de Taladrid.





Árboles, de momento, se ven pocos, de los cuales la mayoría son pinos (árbol autóctono por excelencia). Algún abedul asoma tímidamente sujeto a un palo guía que en alguno de los casos ya está tirado por el suelo.





Más visibles que los árboles (que Dios dirá si ven o no llegan a ver nuestros nietos) son los recipientes de plástico que contenían los plantones. (Sí, la mayoría habéis dado con la respuesta al enigma de ayer...)




... Decenas, ¿qué digo?... Centenares de plásticos apilados o tirados por doquier. También había latas de cerveza, botellas de plástico y otras señales inequívocas del paso de humanoides por el lugar.



Si esto ha sido consecuencia del aire o de un descuido de los operarios que "olvidaron" recoger toda la basura... lo ignoro. Lo que sí es cierto es que, de momento, más que de árboles, todo el monte aparece sembrado de escombros.





Como prefiero ser bien pensada y estoy convencida de que las replantaciones se hacen para favorecer a los vecinos y al medio ambiente que nos rodea, esperemos que alguna cabeza pensante de los adjudicatarios de esta obra (y de tantas otras en los términos de Ibias) o de nuestra querida y Pública Administración, decida que ya ha llegado el momento de recoger la basura que dejan tirada en nuestros montes de forma que, en lugar de vertederos se conviertan en bosques, que es lo que TODOS deseamos.





Seguiremos informando...



22 comentarios:

Milio'i Sebastián dijo...

¿No será que esos plásticos son modernos, reciclables y servirán de abono a las plantitas...? ó puede que sea el primer paso para un aula de la naturaleza... donde plantemos nuestras semillas de cerezas, manzanas etc...? María, alguna buena razón debe haber, aunque la desconozcamos, me niego a pensar que sea una tomadura de pelo y pasta más.

Xastre dijo...

No es una excepción lo que vió María en El Chao da Serra. Personalmente he visto varias "reforestaciones" de similares características: cajas de plástico abandonadas, restos de cuerdas y madera, y las huellas ¿inevitables? de que parece que hubiesen organizado una merienda campestre y dejado los desperdicios. Y al día siguiente del incendio del año pasado en La Viliel.la, tirados por la orilla de los caminos o en pleno monte, papel de aluminio, botes y latas, botellas de agua, etc. Y no estaban quemados, así que no da la impresión de que fueran los siempre desalmados excursionistas...
Pero lo de plantar pinos (de éstos, claro) ya es de nota. Lo raro es que pusieran abedules, que es una especie alóctona, al igual que el roble, y que no lo hicieran en verano.

Anónimo dijo...

Esos recipientes en concreto no creo que los dejen en el monte porque son bandejas de alveolos empleadas para produccion de planta en envase, y son reutilizables, y debido a su alto precio ya pasaran a buscarlos cuando les hagan falta. En lo del resto de la basura estoy de acuerdo contigo en que se debería ser mas cuidadoso. En cuanto a la utilizacion de los pinos en las repoblaciones forestales (no replantaciones), siempre han sido criticadas desde diferentes colectivos sin dar ningún fundamento científico. Soy ingeniero forestal y voy a argumentar el empleo de los pinos en ls repoblaciones. No es que yo sea un férreo defensor de los pinos, pero ,por su escasa necesidad de nutrientes y agua en el suelo, y por tratarse de especies pioneras, capaces de colonizar suelos muy degradados, como lo son en general los del concejo de Ibias y de otras muchas partes de Asturias, se han venido utilizando, para tras una serie de años, cuando se haya conseguido mejorar el suelo y crear un piso forestal poder llegar a implantar la especie climacica de la zona, es decir la autóctona. ¿Que porqué no se planta ya la autóctona? Porque debido a la elevada degradación del suelo no prosperaría casi con total seguridad (A pruebas me remito, vease las famosas repoblaciones del Huerna,ahi si se plantaron especies autóctonas, y ya se puede ver el frondoso bosque), porque las repoblaciones forestales anes de lo que se ve llevan un complejo estudio de campo, con análisis de suelos, etc.Os animo a que busqueis informacion sobre las series de regresion climacica de Luis Ceballos, en ellas entendereis porque es practicamente imposible pasar de un matorral tremendamente degradado a un monte autóctono de frondosa caducifolia(robledal, hayedo, etc), simplemente plantando los robles o las hayas, especies muchisimo más exigentes en nutrientes que los pinos.
Perdonad por el discurso pero esque ya cansa un poco que todo el mundo sepa mas del mundo forestal que los que nos pasamos minimo tres años en la carrera.

María del Roxo dijo...

Anónimo: siento tener que llamarte así porque tu discurso me ha parecido de lo más interesante y constructivo. Tienes razón sobre el hecho de que a veces hablamos sin tener un conocimiento profundo del tema. Touchée en cuanto a los pinos.

Lo que no me parece de recibo es eso de que "ya pasarán a buscarlos cuando les hagan falta". Debido al viento y las condiciones climatológicas, la mayor parte de ellos aparecen esparcidos por una amplia zona y estropeados en otras ocasiones, siendo probablemente abandonados a su suerte todos aquellos que no estén justo al borde de la pista. ¿Costará tanto trabajo bajarlos diariamente?

Un saludo y gracias por tu explicación.

Jose dijo...

Yo no estoy justificando de ninguna manera que no recojan las bandejas, ya que a mi tambien me parece que no cuesta trabajo bajarlos, lo que si se es que esas bandejas son bastante caras y que al ser reutilizables suelen devolverse al vivero del que salio la planta, si lo van a hacer o no, pues no lo sé, no pertenezco a la cooperativa que hizo los trabajos, solo digo lo que se hace normalmente.
Me alegro de que te gustara la explicacion que di,esque precisamente de repoblaciones me examino el 16 de mayo, jaja y bueno siempre me ha gustado, y aparte siendo de Ibias, pues te interesas en el porqué de la utilización de los pinos en las repoblaciones. Si os interesa este tema podis buscar un discurso llamado ``pinares y rodenales, la diversidad que no se ve´´, en el que una persona con muchisimos mas conocimientos que yo de muchos argumentos sobre la utilización de los pinos en estas repoblaciones.
Un saludo y enhorabuena por tu blog, lo leo habitualmente y me gusta mucho.

María del Roxo dijo...

El gusto es mío. Suerte.

El chapras dijo...

Tengo que añadir a lo que dice José,que las abedules y demas arboles autoctonos,hay que protejerlos asta que son mayorcitos,para que no los coman todos los corzos,lo sé por experiencia propia,en Torga,hay 17 años que empezó la repoblacion,y plantaron muchas abedules,pero la mayoria,hubo que volver a plantarlas,los animales las secaban,no solo por comerlas,si no que se rascan contra ellas.Por lo demas un bosque no sale en una semana.En cuanto a los recipientes,nunca los dejaron alli,no digo que se perdiera alguno,pero siempre los recojen cuando los vuelven a necesitar.Despues de 17 años ya se empiezan a ver pinares y abedules donde antes no habia nada mas que monte quemao la mayoria de las veces.Maria,merece la pena la repoblacion.

María del Roxo dijo...

Sí, Chapras, estoy de acuerdo en que mejor pinos, abedules o baobabs antes que monte quemado, pero o yo tengo muy mala suerte y siempre me lo encuentro todo lleno de plásticos ABANDONADOS o los ferreiros salís poco al monte:)
Y no me vale eso de que "los recogen cuando los vuelven a necesitar". Lo suyo es que los recojan inmediatamente, así no hay riesgo de pérdida o abandono. Como diría mi abuelo: "lo bien hecho, bien parece".

El tejon dijo...

A mi me parece que ya están tardando en retirarlos, y si los retiran seguro que tu tienes algún merito;María, si no lo denuncias por más que me digan yo creo que ahí se pudren aunque tarden cuatrocientos años en descomponerse.
Saludos.

El chapras dijo...

Maria,no es que tengas mala suerte,es que sales en el momento menos apropiao,y al sitio menos indicao ,ja,ja,espera 5 meses mujer,y entre los que recojieron y los que desaparece el viento(y alguno que los cambia de sitio para usarlos como semilleros despues,que tambien los hay)no queda ninguno.Los exferreiros aficionaos,salimos a pleno sol,eso si,sin madrugar mucho.

Cienfuegos dijo...

Tenía que haberlo adivinado. En un reciente viaje por Ibias vimos decenas de esas bandejas tiradas o apiladas, aún con los pantones, en la zona de Tormaleo. Sobre lo que indica Anónimo, teniendo como seguramente tiene mucha mayor experiencia que yo, le doy toda la razón en el caso de pretender un bosque autóctono de hayas por el microclima que precisa, humedad, tipo de suelo, etc, aunque en el caso del bosque de roble, no hace falta más que ver los terrenos de pastos abandonados desde hace 20 o 30 años para ver como los ha colonizado el robledal. De esos conozco muchos casos en el occidente asturiano, zona este lucense o norte de Burgos (por poner varias zonas que conozco un poco) y no ha sido precisa plantación previa de pino. Supongo que todo dependera del extress a que haya sido sometido el suelo previamente, no se.
Un saludo

Alto Sil dijo...

Lo de las bandejas abandonadas es muy habitual en todas partes. Os recomiendo echar un vistazo al final de esta entrada http://altosil.blogspot.com/2009/05/el-alto-de-la-ferradura.html

En el mismo land rover en el que subieron, se pueden bajar, además ocupando mucho menos espacio, porque encajan unas en otras. Luego está todo lo demás a su alrededor: envases de comida, botellas vacías, cajetillas de tabaco, hasta un chubasquero roto junto a docenas de bidones de aceite vacíos para motosierra en las Brañas de Antolín, en Cangas. Muchas de las bandejas están ya rotas, y no sirven ni para reutilizar.

La historia sigue dijo...

No puedeo estar mas de acuerdo con Jose. Complicado sería intentar que prosperase una plantación de autóctonas cuando no tenemos suelo donde plantarlas. Cierto.En cuanto a que lo pinos son alóctonos creo recordar que hay algún estudio donde se constata que, hace muchos años en las lagunas de Muniellos habitaban Pinus (supongo silvestris) Muniellos era un pinar por lo visto. Poco a poco el roble fue conquistandolo. Esto por un lado. Por otro lado creo, llamame pesimista, que el fin que se persigue con las plantaciones de pinos en Ibias no es la creación de un bosque autóctono a la larga. Tampoco quiero creer que se realizan para beneficiar a alguna que otra empresa. Pero en lo que tienes toda la razón Maria es que los medios que se utilizan deberían ser recogidos, se debería tratar con el respeto que se merece a la zona donde se trabaja e intentar, por los menos, no dejarlo peor de lo que estaba. Cierto es que los envases son reutilizables y reembolsable su precio, asi lo tuvieron que hacer poque en los montes se plantaban casi tantos envases como plantones. Cierto es MAria, razon como una santa tienes. Ah y está tipificado en la Ley 3/2004 el abandono de basuras en el monte ¿no Jose? Pues nada esperemos que los montes de Ibias no se conviertan en un Centro Comercial como el ParqueAstur ¿no te parece MAria?.
Un saludo

Milio'i Sebastián dijo...

Recuerdo haber oído una sentencia sabia "mejor nada que eucaliptos, mejor pinos que nada, mejor autóctonos que pinos"... Jose ha expuesto las razones científicas de la plantación de pinos.... desde la ingeniería de montes. Por seguir con preguntas... ¿qué concepción del monte tiene el ingeniero? ¿El monte como recurso explotable? Está conectado con la esfera de "lo grande", muy útil para la gestión de los bosques. Pero al igual que las soluciones en el campo de la energía o de la agricultura, probablemente pasan por volver a tamaños a una escala mucho menor, lo que significa no producir para "los Mercados" sino para "el mercado local", así mismo los mejores resultados de rehabilitación de un espacio (un pequeño chameto, es cierto) que conozco, son debidos a una pequeña familia. No es esto un alegato contra los grandes planes, sino a favor de incluir cada vez más (algo se hace) también en esos grandes planes, a los simples particulares.

José Manuel de Valledor dijo...

Mi nombre es José Manuel Díaz, soy gerente de la empresa que está realizando los trabajos de repoblación del Monte de Taladrid.
Resulta curioso que la autora, Maria del Roxo, cuestione desde el punto de vista técnico y ambiental unos trabajos de repoblación que pasaron todos los filtros impuestos por la Administración (Informe del Servicio de Montes, publicación y aprobación del Estudio de Impacto Ambiental e Informe de Afecciones al Patrimonio Cultural) y sin embargo no hay una sola referencia a la mina de Tormaleo , colindante con la plantación. ¿..?
Comentar a todos que la Administración establece unos plazos de ejecución para este tipo de trabajos y que una vez transcurridos, se procede a la certificación de los mismos, verificando la calidad de las obras. Este plazo no ha terminado aún.
Lamento que el impacto visual de las cajas de las plantas amontonadas haya podido provocar malestar a María del Roxo en su paseo de fin de semana, así como lamento su valoración del tema de forma tan frívola y solo desde el punto de vista turístico, sin tener en cuenta los aspectos sociales y económicos positivos que conllevan este tipo de inversiones. Por supuesto, tampoco tiene en cuenta la opinión de los propietarios del monte por el que ella pasea y que son beneficiarios de la subvención.
En lo relativo a los beneficios de la empresa a que se hace referencia, he de decir que, efectivamente, confío en que al final de las obras salga un saldo positivo y ganemos dinero.
Supongo que los comentarios de María del Roxo son debidos más a la ignorancia que a la mala fe, por lo que la invito a que se documente antes de hacer comentarios acusadores contra los que no tenemos el paisaje de Ibias a su gusto en sus visitas.
Saludos

María del Roxo dijo...

Estimado José Manuel Díaz:

Lamento mucho que usted piense que soy frívola e ignorante y que mi único interés es el turístico. Como dije en mi entrada, el interés que debe primar es, por supuesto, el de los vecinos y el del medioambiente. No creo (y me parece que no soy la única) que las repoblaciones deban ir aparejadas al sembrado de plásticos y otros desechos por el monte... y en esto, Sr. Díaz, también me parece que los vecinos están de acuerdo conmigo. En cualquier caso, me alegra saber que el mensaje de la botella ha alcanzado al responsable y que usted dará las instrucciones precisas a sus operarios para que la próxima vez que suba a pasear no me los encuentre.

Por si le interesa, ya que veo que no es usted lector habitual de este blog, el tema de la Mina de Tormaleo y de otros desastres medioambientales de la zona se han tratado ampliamente en el mismo.

Un cordial saludo y gracias por escribir.

Xastre dijo...

Nunca está de más que alguien relacionado con el mundo forestal aporte sus conocimientos, y muy bien expuestos, como Jose. Aun así, la gruesa capa de ignorancia que recubre mi cerebro (inevitablemente unida a otra de desconfianza de similar calibre), me hace plantearme varias dudas:
¿Dónde se plantarían los árboles autóctonos, una vez recuperado el suelo? No parece que el espacio entre los pinos deje lugar a una plantación intermedia. En caso de que se haga sitio entresacando mediante una tala, ya que se supone que sería uno de los beneficios que los vecinos conseguirían,¿se eliminan totalmente los pies de los árboles talados para que el nuevo árbol no encuentre “impedimentos”?
En cuanto a la cuestión que plantea “La historia sigue” sobre la existencia de pinos en las lagunas de Muniel.los, he estado buscando ese estudio al que alude, pero todos los libros y autores que he consultado (Juan Carlos del Campo, Juan Pablo Torrente, Guillermo Morales, etc) coinciden en que los pinos existentes se deben a plantaciones recientes (Las Tablizas, La Viliel.la), no localizándose ninguno en toda la Reserva de manera natural. Parece muy difícil, por tanto, que el pino fuese “expulsado” de manera tan tajante y drástica.
Y con respecto a la opinión del Sr. Díaz, quiero pensar que una parte de sus comentarios se deben a la ignorancia, el desconocimiento y a haber leído deprisa la entrada, y no a la mala fe o al enfado debido a que a alguien se le ha ocurrido sacar a la luz el abandono de las cajas de plástico y otros residuos, cosa que, como dije en mi anterior comentario, he visto en bastantes de las reforestaciones que se hacen por la zona y en otras actuaciones. El hecho (presunto o real) de ser “paseante de fin de semana” no le quita ni un ápice de valor o de realidad a la denuncia de que se han dejado en medio del monte unos elementos que deberían de ser recogidos una vez se finaliza la plantación y no cuando acabe el plazo administrativo de certificación de los trabajos, tanto si son reutilizables como si es nada más que basura (en este caso, con más motivo). Por otra parte, y como le ha indicado la autora, las tropelías medioambientales de Victorino Alonso salen, porque desgraciadamente existen, en este blog y en otros de la zona, con más frecuencia de la que usted cree.
Un saludo a todos.

Taladricia dijo...

Sr Diaz: ¿tengo yo derecho a encontrarme los montes de mi pueblo llenos de deshechos, aunque sea "un paseo de fin de semana". ¿Que le pareceria a usted que yo fuera soltando basura por los pueblos del Valledor, y que si alguien me dice algo le contestara que solo lo ve desde un punto de vista turistico? Entiendo que esté molesto porque Maria le haya metidoen el mismo saco que a otras empresas forestales, y que seguramente no se merece ni usted ni su empresa pero el tema principal que aqui se trata es el de que lo normal es dejar tirado por el monte todo lo que se usa para replantar y todo lo demas. A eso parece que usted no le da mucha importancia. Un saludo

José Manuel de Valledor dijo...

Las bandejas de planta tienen un valor aproximado al de la propia planta que portan, por lo que deben ser devueltas y reutilizadas. Evidentemente, esto se hace una vez terminados totalmente los trabajos para abaratar portes; estos plantones vienen de la zona centro de Asturias o Galicia como muy cerca. Además la legislación ambiental prohíbe el abandono de este tipo de material en el monte. Por si esto fuera poco, la mayoría de las empresas que trabajan en Ibias están certificadas en la norma ambiental ISO 14.000. Esto no quita que a veces queden restos de comida y envoltorios en el monte por el mismo motivo que a veces los tiran los cazadores, excursionistas o conductores desde el coche. Y con esto quisiera zanjar el tema de los “plásticos”.
Por otra parte, considero incuestionable la prioridad del paisanaje sobre el paisaje, y no siempre es compatible en un 100%. No se pueden hacer críticas de una actividad sin proponer una alternativa. Y es que el no dejar hacer para mantener el paisaje no es alternativa. No hay que olvidar que las inversiones forestales van encaminadas a generar riqueza a largo plazo en forma de madera como materia prima y con la actividad que se crea en su entorno, y no solo los beneficios que pudieran dejar las inversiones para su implantación. En otros países nada sospechosos de no cuidar del medio ambiente como son Suecia y Finlandia se explotan los bosques de forma que supone un porcentaje altísimo de su PIB y son los principales exportadores de madera de Europa. Aquí ya ponemos las pegas antes de plantar los árboles.
Por último, comentar que como norma general, estas plantaciones llevan un mínimo del 15% de frondosas, excepto en las zonas incluidas dentro de la Red Natura donde el porcentaje es del 100%. El turno de corta va desde los veinte años para las especies de crecimiento más rápido hasta los más de ochenta para otras, aunque ya se puede extraer madera con valor económico a partir de los trece años en forma de clareos.
Saludos

María del Roxo dijo...

Os agradezco a todos vuestras opiniones y aclaraciones, especialmente al Sr. Díaz Valledor. Creo que, al margen de matices, todos estamos de acuerdo en lo fundamental, que es la posibilidad que ofrece la actividad forestal para mantener viva la comarca y que dicha actividad, al igual que otras como la caza o la pesca, se pueden y deben compatibilizar con el respeto a los vecinos, el cuidado al medio ambiente y el fomento del turismo.

Siento haberme equivocado metiendo a esta empresa en el saco de otras muchas que siguen dejando los desechos en el monte. Me alegro, de corazón, que esto no sea así en el caso que nos ocupa.

Alberto López dijo...

Hola
Seguramente seré ignorante, pero no hay sucesión ninguna en plantar pinos para dar bosque autóctono. Es una falacia. La falta de nutrientes producto del fuego no se suple con plantar pinos y los abedules pueden perfectamente ocupar ese lugar. El problema no es el abedul, ni siquiera que los animales se lo coman. El problema es que se plantan y se abandonan a su suerte, sin seguimiento, sin plan, sin estudios posteriores.
Es una simple cuestión de beneficios, no se busca el bosque autóctono, sólo el beneficio rápido.
¿Eso beneficia al paisanaje? Si el beneficio quedase para los pueblos sí, pero sólo sirven para poner el suelo que otros aprovechan.
Los plásticos y el resto de las basuras son un daño colateral de la falta de seguimiento real de este tipo de trabajos.

Respecto a los pinos autóctonos de Muniellos pues claro que los hubo, al final de la última glaciación al menos hace 5.000 años, pero la sucesión ecológica derivada de los cambios ambientales (climáticos) favoreció el cambio a las frondosas, hacia los robles en Muniellos. Hace apenas 2.000 años llegarosn las hayas y siguen en expansión aunque el estiaje en el occidente astur impide su total expansión.

Anónimo dijo...

En el Connio también he visto de esos plásticos y botellas de agua en la última repoblación de abedules y creo que roble rebollo en monte colindante a la Reserva..lo se porque pregunté a los trabajadores que plantaban. Es curioso, de que sirve saber todo eso si luego la cagamos con esos detalles que no tienen explicación científica???. A todos los profesionales les tenían que implantar el sentido del amor incondicional a la naturaleza.