lunes, 16 de abril de 2012

Nieve con código de barras

Yo no soy mucho de nieve cuando nieva, pero reconozco que además de absolutamente necesaria es, estéticamente muy lucida y constituye el mejor maquillaje para descalabros del paisaje, minas a cielo abierto, barbaridades urbanísticas y demás entuertos. Yo soy más de nieve cuando hace sol y mucho más todavía de estar en Babia así que ayer, aunque caían trapos sin parar y el día no presagiaba compasión alguna por parte del astro rey, salí con las raquetas a dar una vuelta -en alma y en cuerpo- por esta bella tierra leonesa (especie de Botsuana monárquica siglos ha).



No hallamos elefantes en nuestro camino, pero como somos altos de miras, localizamos esta cigüeña meditando en su fría morada sobre la posibilidad de alquilarse un poste telefónico en Benidorm ahora que los precios han caído sustancialmente en la costa mediterránea y criar a sus polluelos en ambiente menos gélido (que desde San Blas han pasado ya más de dos meses y una había guardado ya el forro polar...)



Tampoco parecían demasiado entusiasmados con la nevada primaveral estos cuzos, que semirresguardados del temporal, se preguntaban qué demonios hacían aquellos chiflados en plena ventisca. Ni en ladrar se molestaron, la verdad sea dicha...



Y como no hay nieve ni dicha que cien años duren, y la primavera está que trina por estallar de nuevo en todo su esplendor, al igual que el personaje de El Principito que poseía las estrellas, yo registro a mi nombre -porque a nadie se le ha ocurrido hacerlo antes- este temporal tardío, y añado su correspondiente código de barras nival con la advertencia de que cualquier plagio sobre el mismo será duramente castigado por la legislación vigente.


Quizás se me ha ido la pinza... pero es que a mí el frío me afecta terriblemente a las neuronas :)

¡Buena semana!






7 comentarios:

Leticia Blanco dijo...

yo también hablo del tiempo del finde en el blog, pero esta vez, y con nota, el podio es tuyo, guapa. Ufff, qué frío. Y ufff qué locos estáis. Un beso.

Xastre dijo...

No estoy yo muy convencido de que sea a causa del frío...
Y a mí sí que me gustaría estar ahora en Babia.

aviouga dijo...

Maria, siempre tienes algo nuevo que mostrarnos
que nos deja pasmaos y ya veo que eres una gran
aficionada al raqueteo por la nieve;
la verdad es que como decía Camilo Sesto “Mola Mazo".

Gonzalo de Suárez dijo...

No me extraña que esos pobres animales estén aterecidos, después de tanto calor,quien contaba con el frío a estas alturas.

La Marquesa dijo...

¡CADA DÍA MÁS CHALADOS!

Con lo bien que se está delante de una buena chimenea...

Casía dijo...

En Babia estoy habitualmente, viendo la que se avecina mejor estar con la mente en otra parte, o en Babia, buena tierra

El Bao dijo...

En este caso le doy la razón a la marquesa, mejor delante de la chimenea.