miércoles, 12 de noviembre de 2008

¿CONOCES IBIAS?

Hoy tengo una ADIVINANZA para todos vosotros.

Mejor dicho: dos adivinanzas.


¿En qué pueblo de Ibias se encuentra el tronco de la foto?


¿Para qué sirven esos extraños agujeros?


Espero con impaciencia vuestros comentarios.

24 comentarios:

La Marquesa dijo...

Ya sería mucha casualidad lo de conocer el árbol en cuestión.
Yo creo que los agujeros pueden servir para dejar las llaves de casa "semi-escondidas"...

La Marquesa dijo...

¿Podría estar en Villaoril?
Yo creo que he visto uno igual: viejo y lleno de agujeros.

María del Roxo dijo...

No, Marquesa, no está en Villaoril. Y que yo sepa, tampoco servía para esconder llaves.

Anónimo dijo...

ME PARECE QUE ESTA EN "EL CORRALIN" Y PUEDE SER PARA PROTEGER A ALGUN ANIMAL.

LA REINA dijo...

lo del corralin lo dice "La Reina" esque veo que aparece como anónimo y claro si acierto luego.........

La Marquesa dijo...

Que si Villaoril, que si el Corralín... Pero ¿Para que servía?
Puede que para atar el ganado...

María del Roxo dijo...

De momento ha acertado LA REINA. Lo siento, MARQUESA. Nobleza obliga.
Si te lo digo, ya no es una adivinanza.

luari dijo...

Juas, juas, juas. Pues fíjaos la barbaridad que se me había ocurrido a mí, que no sabiendo dónde estaba el árbol en cuestión, ya estaba decidida a ponerle dentro una colmena y echar humo por los agujeros... Me resultó algo así como el eslabón perdido de las modernas técnicas de apicultura.
Y mirándolo sin buscarle ningún tipo de utilidad, bien parece la cabeza de un caballo.
Ale, ale, a reirse tocan.

La marquesa dijo...

Que nos lo diga, que nos lo diga...

Anónimo dijo...

El Corralin no pertecenece a Degaña?, o es que hay otro Corralín en Ibias?. Perdón por mi ignorancia.

María del Roxo dijo...

Estimado anónimo:
La ignorancia es claramente mía. Qué bochorno!!! Tienes toda la razón del mundo. El Corralín es y seguirá siendo (salvo afán independentista) del Concejo de Degaña... Perdón por la confusión.
¿De verdad nadie sabe para que sirven los FURACOS?

Anónimo dijo...

No te preocupes María, que esos fallos los tenemos todos, yo es que dudaba de si había otro pueblo llamado El Corralín en Ibias y que desconociese, procuraré enterarme del tema de los furacos, mis ascendientes son nacidos en El Corralín.

Anónimo dijo...

Me voy a aventurar a decir algo por si suena la campana y el premio fuese uno de esos cuadros que pinta María........ jaja. ¿Podrían haberlos hecho para amarrar las caballerías?

el bandido de tormaleo dijo...

Pues va a ser para utilizar a modo de peldaños...

LA MARQUESA dijo...

Ojo, que un anónimo está pisando mi respuesta...
Yo había dicho que eran para atar el ganado y el "anónimo" dice que para atar caballos...
Ya te vale. Pon nombre a tu anónimo si te atreves...

QUE NOS DIGA LA RESPUESTA, QUE NOS DIGA LA RESPUESTA...

luari dijo...

Hola, hola.

A mi se me ocurre que podían servir para sujetar faroles o candiles y de esa forma iluminar reuniones nocturnas.

O también para hacer puntería lanzando a ver si encaja.

María, si no hemos acertado ninguno, danos más pistas por favor, como por ejemplo: ¿a qué altura desde el suelo están situados?¿Comunican con el interior? es decir ¿perforan la corteza entera?

luari dijo...

O... ¿podrían ser para colocar los husos e hilar?

Anónimo dijo...

rauHace muchos años acompañé a mi padre al Corralín ( de Degaña ) a hacer una gestión.
Una vez pasado el río Ibias, a orillas del camino, en un soto de castaños, nos encontramos con un señor mayor con el que nos paramos a hablar por ser conocido de mi padre y que estaba preparando las maderas para hacer unos cestos.
Había rajado a la mitad un tronco de avellano de aproximadamente un metro de largo por 10 centímetros de ancho y una parte la apoyaba dentro de uno de los agujeros de ese árbol, si es el de la foto, y el otro sobre la cintura. Sobre el
tenía una madera más delgada llamada "costela" y la estaba desbastando con una cuchilla plana de mango a cada lado, para hacerla más flexible.
En el suelo tenía unas cuantas ya preparadas y en el arroyo que hay antes de llegar al pueblo, un haz de "bringas" metido en el agua. Supongo que con el mismo fin.
Los agujeros son naturales aunque, quizá, ensanchados por el uso y cada "cesteiro" aprovecharía el que mejor se adaptase a su altura.
Desconozco si tenían otra finalidad.
Agradezco la curiosidad que los jóvenes sentís por nuestra tierra.

jacker dijo...

After reading the information, I may have different views, but I do think this is good BLOG!
runescape powerleveling

Anónimo dijo...

Hola,en primer lugar te felicito por este magnífico blog. Tengo una curiosidad, ¿quizás esos extraños agujeros sean "Carocas"?

María del Roxo dijo...

Perdona, Anónimo-2, pero no sé qué son "carocas". La respuesta acertada es la de Anónimo-1. Se utilizaban a modo de soporte para el trabajo de cestería. Un saludo y gracias por pasarte por El Lejano Oeste.

Anónimo dijo...

María,gracias por resolver el acertijo, desconocía la respuesta. En cuanto al término "carocas", simplemente se me ocurrió escribirlo porque es un vocablo que recuerdo alguna vez haber oído a mis abuelos en alguna esas historias que me contaban. Y se referían con este término a los agujeros en los viejos castaños. Incluso alguna vez me decían se cobijaban del mal tiempo cuando les pillaba de imprevisto, en el interior de agujeros de viejos castaños. No sé si es común sólo de alguna zona de Ibias o quizás sea un vocablo desaparecido ya, y muy antiguo, pero es una de esas palabras peculiares que tiene la lengua de Ibias y que te queda grabada y te sientes, en cierto modo responsable de no dejar que se vaya perdiendo en el tiempo, pues esta bonita lengua que nos han dejado los abuelos en herencia es una parte de ellos que todavía sobrevive en el tiempo. Confío en no ser la única persona que ha oído ese vocablo, o quizás en otras zonas de Ibias exista otro vocablo que designe lo mismo. Te felicito denuevo por este magnífico blog que hace poco que he descubierto y que me reporta recuerdos muy entrañables.

Un saludo.

María del Roxo dijo...

Pues muchas gracias de nuevo. Me alegro de contar con tu presencia, aunque sea virtual, por el territorio de El Lejano Oeste.
Un saludo.

Anónimo dijo...

yo soy nuevo y de pravia no se donde eata pero los furacos parezme que son para colocar las ramas que le faltan