miércoles, 27 de mayo de 2009

LA COCINA VIEJA

Hoy os quiero enseñar parte de la COCINA VIEJA de la CASA DEL ROXO.
Algunos puristas se enfadarán conmigo por no llamarla LARIEGA o TSARIEGA o LLAR, pero es que en casa siempre la hemos llamado así: LA COCINA VIEJA para diferenciarla de la que se utiliza diariamente.

La cocina pues, ha sido históricamente el lugar de socialización y convivencia de familia y vecinos, la estancia donde la gente se reunía para charlar y contar historias en las largas tardes invernales, para cocinar, para escuchar la radio, para comer, para ahumar la matanza, etc.

Al igual que la mayor parte de las cocinas tradicionales del Concejo de Ibias, es una pieza rectangular. En el centro, sobre una base de piedra elevada de forma cuadrangular se hacía el fuego. Tres de sus cuatro lados están ocupados por un escaño corrido.

Llama la atención el GUINDASTE, que vemos en la foto de abajo con más detalle. Es una pieza de madera en forma de L, adosada a una de las paredes, que gira sobre unos goznes para acercar o alejar los potes del fuego según convenga. De la viga superior cuelga una cadena de grandes eslabones o GARMALLEIRA en la que se enganchaba el POTE. La garmalleira también se podía regular en altura para que la comida se hiciera más o menos rápidamente. El palito que vemos colgando es un GAMUZO, utilizado para alumbrarse, ya que da mucha llama y quema muy despacio.

En la foto inferior vemos unas TRÉBEDES, o caballete donde se ponía la sartén al fuego, y dos POTES de distinto tamaño, ambos de hierro fundido, esenciales para cocinar el CALDO diario.


En contra de lo que podría parecer, la mesa que es plegable, sólamente se utilizaba para jugar a las cartas. La gente no se solía sentar a la mesa para almorzar. Se sentaban alrededor del escaño y comían el caldo en tazas de porcelana y el chorizo, jamón o tocino (si era el caso) directamente sobre una buena rebanada de pan de centeno.


En el cuarto lado de la cocina se solía ubicar el horno de cocer, la artesa para amasar, la trabeira en la que se colocaban los cuencos y los platos... pero eso y el menaje de cocina lo dejamos para la siguiente visita.

19 comentarios:

El Bao dijo...

Eso es "a cucina viecha" estamos en Ibias y lo que procede es decirlo como siempre se le llamó en nuestras casas. Me trae muchos recuerdos sobre todo el del caldo de berzas que se hacía en el pote colgado "da prigacheira" y de los "feisuelos feitus na palicha encima das istrébidis". Conservar una pieza como la cocina vieja, es algo así como tener un museo etnográfico en casa. Parece ser que la casa del Roxo es toda un museo.

La Marquesa dijo...

No existe para mi mejor manjar que el caldo de berzas que "Tita" ponía a diario en el pote a cocer durante toda la mañana. ¡Qué sabor!
Mira que el que se pone sobre la cocina de leña sale bien pero no tiene nada que ver como esas berzas cocidas poco a poco, junto con las patatitas que se van deshaciendo y engordando el caldo...
¡Madre qué hambre me está entrando!

EVA dijo...

Bao: yo creo que se diría "a cocina vella" o por lo menos yo nunca oí lo de "viecha".¿ Será que soy de otra generación y ahora ya hemos perdido el habla de antes?

un saludo.

El chapras dijo...

Yo soy de los que tube la suerte de ver esa cocina y puedo asegurar que hay museos etnograficos que no tienen tantas cosas y tan bien conservadas.
Opino lo mismo que el Bao estamos en Ibias y hay que llamar a cada cosa por su nombre.Desde que tengo tiempo de sobra ando por todo Asturias y no hay 5 pueblos seguidos que hablen lomismo y como dice Maria algunos quieren meternos el bable asta en el caldo de verzas,por cierto,tiene razon la seña Marquesa como mejor esta es cocido a fuego lento.

Carlos de Sebastián dijo...

Guapísima y muy bien conservada esta cocina vieja que ha suscitado un problema de dialectología.
En realidad la manera de decir las cosas no casa con las fronteras, sean las de Ibias, Asturias, España... ¡Si no los suizos se pasarían el día discutiendo el nombre de las cosas!
El Bao es una preciosa localidad del Concejo de Ibias, como Trabáu lo es del de Degaña, aunque creo que el habla tradicional era la misma en los dos pueblos, a la vez que distinta con respecto a Degaña y a Ibias, donde tampoco se hablaba igual. Según los lingüistas el habla tradicional de Ibias estaría en el grupo del gallego, el de Degaña en el Asturiano(y/o Leonés...), y el de los pueblos tixileiros sería un habla de transición entre ambas.
En gallego, como en catalán, se dice "vella" por vieja; en asturiano central "vieya" y en el occidental "viecha".
Aunque haya una frontera de rango autonómico, el habla de Degaña es mucho más parecida a la de las leonesas tierras de Laciana o Palacios que a la del asturiano Concejo de Ibias.
Un saludo

María del Roxo dijo...

Pues precisamente para eso estaban las cocinas: para charlar, para especular, para polemizar, para discutir, para aprender, para compartir... Me gusta que compartáis el escaño de esta cocina virtual.

Xastre dijo...

Tendréis que disculpar mi miopía, pero no he podido ver dónde dice María que "nos quieren meter el bable hasta en el caldo de berzas", dicho sea sin ánimo de molestar. Hace tiempo que vivo en tierras castellanas y he podido ver las diferencias de significado de la misma palabra entre lugares cercanos, el uso de diferentes palabras para usos idénticos o incluso las diferencias de pronunciación de la misma palabra, pero no pienso en ningún momento que cada provincia, pueblo o persona esté hablando idiomas distintos (por no hablar de las diferencias con los países de Hispanoamérica). Siguiendo el comentario de Carlos, y dado que una de esas líneas lingüísticas (isoglosas) pasa justamente por el límite de Ibias y Degaña, no me atrevería a decir cuál es el nombre tradicional de la cocina vieja en Vilauril, pero lo supongo más cercano a "vella" que a "viecha". Aunque aún no he tenido el privilegio de admirar en persona la cocina vieja de Casa de El Roxo, coincido con Chapras en su valoración sobre ella.
Y, como dice María, en esta cocina virtual estamos para compartir y aprender, así que aportaré los nombres que tienen en La Viliel.la algunas de las piezas que nos enseña de su cocina: Gamuzo=Gabuzu (de madera de brezo); el hierro del que se cuelga éste, "gacheiru"; Garmalleira=Pergachera; Guindaste=Burru. La base donde se prende el fuego es la "l.lariega" (y que, por extensión, es otra forma de nombrar esta cocina). En cuanto a los potes, llamamos "pote" al del cuerpo redondo y "pota" al otro y "escanu" al escaño. ¡Temblad,el maestro Ciruela ataca de nuevo! Un saludo para todos.

Jose de Mingo dijo...

Observa que esta cocina da mucho juego: es un verdadero museo etnográfico, en la que se puede preparar un caldo de berzas fantástico y donde las viejas historias se han transformado en pequeñas discrepancias sobre el uso (¿ y el abuso?) del asturiano.

Sólo queda decir ¡¡hagan juego señores/as!!.

El chapras dijo...

Xastre yo no digo que Maria nos meta el bable en el caldo de berzas,me refiero a esos puristas que menciona ella precisamente.Un saludo.

Xastre dijo...

Pues a eso me refiero, amigo Chapras: que María en ningún momento dice esa frase que mencionas en tu primer comentario. En cuanto al "purismo", es como cualquier otra cosa: llevado al extremo resulta cargante y hasta peligroso. Pero creo que un mejor conocimiento del castellano, del asturiano y del gallego-asturiano sería beneficioso para las tres lenguas y nos evitaría esas dudas sobre qué nombres son los que deberían usarse en cada sitio para objetos, trabajos o lugares, dudas que nos hacen mezclar (a mí tanto como al que más) los tres idiomas de la zona. Y si defender este conocimiento es ser purista, pues evidentemente lo soy, pero no lo tomaré jamás como una descalificación y menos si viene de personas que, aunque no las conozca "en vivo", me resultan tan familiares como si os viese todos los días y de las que aprendo muchísimo más de lo que puedo aportar. Gracias a todos por vuestra paciencia, y especialmente a ti, a José y a María. Un saludo.

María del Roxo dijo...

Yo con "puristas" (y perdonadme que meta baza) me refería a los que fuman puros... ja, ja...

Propongo hacer un encuentro en vivo para debatir el asunto... Cuidado, Xastre, que a ti no te conozco personalmente, pero el Chapras está muy cachas...

Xastre dijo...

Que no perdamos nunca el buen humor. Yo voy a empezar a ir al gimnasio por si acaso............

MARIA I. dijo...

que cocina!!! que bien esta, no sabeis lo que me gustaria hacer ahi unos feixolos y un buen caldo........y asar castañas

Jose de Mingo dijo...

Xastre, mi comentario es en tono metafórico y aunque lo del (abuso del) asturiano se pueda interpretar como reprimenda, no era esa mi intención ni mucho menos.
Estamos hablando de una cocina que bien pudiera estar expuesta en cualquier museo, como así lo afirman muchos de los comentarios, en la que se podría hacer un caldo de berzas exquisito, sobre todo si la cocinera es María I. y cuya mesa tenía como única utilidad jugar a las cartas. Qué menos que echar unas parrafadas y contar unas historietas en la fala de la zona, después de una buena partida.
Aún así, y como mi explicación tal vez resulte poco convincente, retiro lo del abuso.
Bueno.....como el Chapras está hecho un cachas y el Xastre ya piensa en el gimnasio.....yo me apunto de arbitro, aunque a lo "mejor" soy el "peor parado".

El chapras dijo...

Ni el chapras esta tan cachas como dice Maria ni es mi intencion que la cosa pase del mas puro debate en esta pagina.Por lo demas a mi lo que me fastidia no es lo que dices tu xastre,que estoy de acuerdo contigo,si no gente de Ibias de toda la vida que quieren ser mas papistas que el papa y los encuentras por Oviedo y les da verguenza hablar en ibiense.
Es como si un ingles cuando se encuentra con otro ingles fuera de su pais le diera verguenza hablar en ingles.
Un saludo.

eminosuke dijo...

!Joya de cocina!. De lo poco que conozco ya se ha hablado en esta cocina virtual: creo que Carlos y el Xastre han ya definido las isoglosas, así que paso a preguntar: María, en la primera foto ¿hay un bombo para asar castañas?. Au plaisir de vous lire.

Xastre dijo...

Lo (único) malo de este sistema es que se pierden los matices y la inmediatez de la expresión oral. José, no pensaba, en absoluto, en tu comentario del "¿abuso?" al hacer el mío, y en nuestros "ciberfilandones" a tres bandas con María Jesús (hace tiempo que no sé nada de ella), quedó bastante claro que nuestras opiniones al respecto son muy similares. En nuestra mano (o mejor dicho, en nuestra boca) está que el asturiano occidental y el gallego-asturiano de Ibias no queden absorbidos ni por el asturiano del centro ni por el castellano. Nada ni nadie nos debería impedir el uso del castellano y de la lengua de la zona, a elección del hablante, y nunca he entendido que alguien abandone su propia manera de hablar y la sustituya por otra en todo lugar y circunstancia, como comenta El Chapras. Y en cuanto a lo de árbitro, piénsatelo que mira lo que pasa en el fútbol.... Chapras, no me fío de que no estés tan cachas; creo que es una estrategia para que me confíe, así que me compraré una armadura de ésas que se usaban en el siglo XV. Toda precaución puede ser poca.............

Agua dijo...

Hola!!
He intentado añadirme como miembro del este blog tan maravilloso, pero no sé si lo he conseguido jejejejej (soy torpe, que le vamos a hacer)
Mi madre es de Alguerdo, como ya he comentado en el hilo de las fuentes.
La parte de las casas que más me gusta es la cocina vieja. Todos sentados en los escaños, alrededor del fuego. Esos potes llenos de caldo de berzas hechos por mi tía (para mí la mujer que mejor cocina del mundo), los feixolos que nos hacía para merendar... Y esas noches, todos sentados en los escaños, en esas cocinas viejas, negras del humo, contando historias de meigas, espíritus, leyendas....

Aisssss!

María del Roxo dijo...

Eminosuke: Sí. Estás en lo cierto. El menaje de cocina lo dejo para otra ocasión.
Agua: Bienvenida. Un saludo para Alguerdo. Estoy deseando ir a hacer una visita a tu pueblo.