martes, 30 de junio de 2009

FESTIVAL DEL COLE DE LUIÑA

Este año en el Festival de Fin de Curso del Colegio de Luiña se ha producido un pequeño milagro...

Las niñas se han juntado con las más ancianas a tocar la pandereta...

Y pronto se han unido voluntarios para acompañar con la flauta...
y por supuesto, no podía faltar el sonido de la gaita...

Las profesoras han cantado y han bailado...


Y las niñas han seguido sus pasos...
Kunf-fú, el cesteiro, les ha mostrado su oficio a los pequeños...

Y José el ferreiro les enseñó a cabruñar la guadaña...
Las más pequeñas se atrevieron con las cardas...

Mientras las mayores torcían lana y tejían unos escarpinos...


Nada se escapaba a la atenta mirada de los niños...
que aprendieron incluso a hacer madreñas...

Durante la mañana se mezclaron tres generaciones... La fusa y la parafusa no tienen ya misterios para los niños de Luiña...

que disfrutan con los cestos llenos de lana de oveja...

y también se animan a participar en el observatorio de aves...

Y siguió la fiesta con la pandereta...

Y torciendo la lana....

... de la mano de sus mayores...

para acabar así de lindos con esta muestra de indumentaria tradicional...


Muchas felicidades a todos los participantes. A Noelia y a Eva por sus fotos y entusiasmo; a las filadoras (Maruja, Matilde, Josefa y Felicita); al cesteiro (Kung-fu); al ferreiro (José); a la encargada de la vestimenta (Clara); a los encargados de la pandereta y el baile (Adelaida y Eva); a los gaiteros (Pablo y Noelia); y por supuesto a todos los maestros que hicieron posible el resto de las actividades.

6 comentarios:

MARIA I. dijo...

Genial María esta entrada, me alegra ver a sobrinos míos por ahí, por cierto son guapísimos, como todos los que salen en la foto, estuve unos días sin entrar por aquí por que estuvimos de celebración, pero todo lo bueno se pasa, así que ya vuelvo a lo cotidiano, y se me acumulo el trabajo y ya veo que tengo mucho que leer..... Un placer leer este blog y saludos

eminosuke dijo...

El entusiasmo es la clave: en maestros, padres, alumnos, comunidades, porque nada puede parar a quien lleva un dios dentro -en théos- ἐνθουσιασμός, "el furor o arrobamiento, el éxtasis de las sibilas al dar sus oráculos"

Ángel Fernández dijo...

Jajajaja Mi cuñada regalando fotos a la competencia...jajaja....María esto no ehh.... genial tú entrada y genial la iniciativa, ya era hora de que en Tormaleo se viesen iniciativas así. Un saludo.

Noe Degaña dijo...

Gracias María y desde aquí doy las gracias a todos los que hicieron posible lo allí vivido.
En septiembre...¡más!

Eva (Luiña) dijo...

Muchas gracias María. No te podía haber quedado mejor. Las tradiciones siempre deben seguir vivas. No lo vamos a encontrar en los libros. Se trata de transmitir la cultura oralmente, de generación en generación. Por eso, son tan importantes nuestros mayores, son la mayor riqueza, son sabiduría. Debemos aprender mucho de ellos.
¡Escucha a tus abuelitos porque quien tiene un abuelo tiene un tesoro!

Anónimo dijo...

¡Qué idílico! Da gusto leer los comentarios de gente tan enamorada de lo suyo, ¡que bien contribuir a mantener las tradiciones!Enseñar las tradiciones a nuestros niños/as y al mismo tiempo valorar a nuestros mayores. Da gusto.