miércoles, 10 de octubre de 2012

Empezando por el final...


Si llevo un mes desaparecida del blog no se debe, como cree algún malpensado, a que mis vacaciones sean eternas y dignas de mi hermana La Marquesa. Lo que sucede es que sumadas las vacaciones, a los viajes de trabajo y a los fines de semana que he estado fuera, mi trolley y yo hemos recorrido más kilómetros en las últimas semanas que el baúl de la Piquer. Dicho esto, y dada mi mala memoria, me gustaría empezar por el final. Y el final no es otro que el último fin de semana, celebrando en territorio del Lejano Oeste (esta vez de Cangas) la séptima edición de nuestra Berrea Itinerante, que ya ha pasado por tierras de Palencia, de Ibias y de Degaña.

En esta ocasión, como os contaba, le tocó el turno a Cangas del Narcea, o mejor dicho, al pueblo de Oballo/Oubacho que, como dice una de las coplas compuestas para tal evento:

“Tras pasar por Fonduveigas,
Cecos y San Antolín,
recalamos en Oballo,
un pueblo muy pequeñín…”

Vistas del bosque desde Casa La Fonte, mejoradas con un cuadro de Os Reises de Neto

Aunque la aldea es pequeña, albergar un grupo de 22 personas no resultó ser un problema en Casa La Fonte, una magnífica casa rural dividida en 5 espaciosos apartamentos, desde donde se divisan las mejores vistas de los bosques aledaños a Muniellos. La ubicación, la limpieza, la atención, la decoración, el silencio y…, cómo no, las rosquillas caseras para el desayuno fueron mucho más allá de lo que habríamos podido imaginar. Las cenas las hicimos también en el propio pueblo, esta vez en el bar-tienda de artesanía de Carlos. Magnífico cocinero y anfitrión, nos hizo sentirnos como en casa y comer como marqueses.

Quien no conozca Cangas, se preguntará qué se puede hacer un fin de semana. Aquí van algunas ideas, basadas en las actividades que nosotros realizamos:

-         Una visita al Centro de Interpretación de Muniellos y dos pequeños paseos hasta los miradores del entorno.
-         Una visita al Centro de Recepción de Visitantes de Tablizas y un paseo hasta Moal.
-         Una visita al Santuario de la Virgen del Acebo, el lugar preferido de peregrinación de todo el suroccidente asturiano.

                          Exvotos en el Santuario del Acebo

-         Una carrera de karts en el circuito de Cibuyo. Que conste que éste resultó ser el highlight de todo el fin de semana y, como apuntaba alguna damnificada consorte después de pasarse horas oyendo relatar adelantamientos y pericias al volante, lo caro sale barato, pues habrán corrido 30 minutos pero pasarán 30 años contándolo…



Lugares donde comer hay muchos y a cual mejor en Cangas. Nuestras opciones en esta ocasión fueron:

-         Las Bodegas del Narcea (lo más cerca que nos podemos sentir en Asturias de Angela Chaning y Falcon Crest).

-         Quei Funsiquín en Gedrez/Xedré…, que merece un capítulo aparte.

Capítulo Aparte (pero seguido)


Cosas que no te puedes perder:

-         Las vistas del valle de Hermo desde la galería del restaurante son para babear y no parar. Ahora que lo pienso, ¿por qué a mí me tocó de espaldas a la ventana?
-         La recepción y atención por parte de Azu, de su familia y empleados es excepcional. Uno llega como cliente y se marcha con la sensación de haber estado allí toda la vida.
-         La decoración y el buen gusto de todas las instalaciones.
-         El añadido artístico y cultural de las exposiciones de pintura, de la nutrida biblioteca sobre temas de la zona, de su original oferta para intercambio de libros, de la venta de productos artesanales del entorno y, cómo no, de la organización de conciertos de música tradicional. Inciso a propósito de este último punto: El próximo viernes 12, osease, pasado mañana, toca allí la Asturiana Mining Company –la única compañía minera asturiana que me hace sonreir- starring Berto Varillas –el mejor gaitero del mundo mundial-.

-         La comida…. por supuesto que la comida!!! Rica, rica, rica y con fundamento. Cocina tradicional de-toda-la-vida con toque de modernidad. Saber y sabor… y cantidades industriales. Faltaría más, que pa eso estamos en Cangas.
-         Los feixuelos cangueses con los que nos deleitó la madre de Azu antes de empezar la comida. Bocata di cardinale! Rebuenos, nomás.

Y seguro que se me quedan muchas cosas en el tintero, pero ya os digo que ni mi memoria da pa mucho más, ni el tiempo me lo permite. Los que podáis, disfrutad el próximo fin de semana de la vendimia de Cangas.


Gracias a todos por aguantarme el rollo.
Un día de estos, más… 

4 comentarios:

Cienfuegos dijo...

De todas las posibilidades y viendo que la mayor parte ya las tengo hechas, me voy a quedar con el FunsiQuin, que tiene una pinta estupenda y ahora que lo pienso, hace una temporada que no arrimo a Cangas, hum.....
Un saludo

El chapras dijo...

Menudos fartones,de restaurante en restaurante,si pasáis otro mes os queda pequeña Asturias.

Xastre dijo...

Buen reportaje y buen recorrido. Es de suponer que ya leerías esta noticia: Bodega del Narcea sale a subasta por deudas. ¿Dónde están ahora todos los políticos que se hicieron la foto hace 8 años?

Jose de Mingo dijo...

Me alegro que ese encuentro? de la "Berrea itinerante" haya recalado en Oubachu y todos los que tomásteis parte en el mismo hayáis disfrutado del concejo mas extenso de Asturias. Y...una vez leída esta nueva e interesante entrada y abusando de tu confianza, te pregunto: ¿después de las guías turísticas de Ibias y Allande, no podría ser la próxima la de Cangas del Narcea?. Seguro que muchos te lo agradeceriamos.